wrapper

Viernes, 19 Noviembre 2021 00:00

COMENTARIO DE ACTUALIDAD DOCTORA SUSANA VERDUGO BARAONA

Intervencionismo radical.

 

En las últimas décadas, Chile se ha caracterizado por su apertura a nivel mundial, sin distinciones ideológicas ni religiosas, sino que más bien con una apertura pragmática que le permitía así afrontar de mejor manera su crecimiento y progresiva inserción global; logrando una gran estabilidad a nivel regional, la cual avanzaba siempre por una senda independiente e indiferente al gobierno de turno, pues lo importante era la defensa de democracia, la estabilidad y la libertad; cuestión que se está viendo claramente amenazada hoy por el programa que quiere insertar la izquierda si llega al poder.

 

Si bien el candidato de la izquierda se muestra como una persona dialogante, sabemos que no lo es en realidad y que lo que buscan como lo reconoció el señor Sebastián Depolo, secretario general de Revolución democrática es “meterle inestabilidad al país”, él de manera textual dijo “le vamos a meter inestabilidad al sistema para hacer transformaciones importantes”, cuestión obvia por la forma en que estaban actuando, ganándose así las críticas de muchos correligionarios suyos por lo comentado, pues en la mala política, es importante callar las verdades, omitir lo que pudiera ahuyentar al electorado, se deben guardar las verdades.

 

Sin ir más lejos tenemos también las declaraciones del señor Nicolás Grau, quien es el economista principal del programa de la izquierda radical en el que reconoció públicamente que el programa buscaba avanzar en redistribuir el poder para tener una sociedad más horizontal y que permita tener más cohesión social y mayor distribución del ingreso, reconociendo que las medidas redistributivas del programa afectarían el crecimiento... o sea en otras palabras que si para poder redistribuir este poder había que pagar con un bajo crecimiento o nulo crecimiento así debía ser, es totalmente descabella e insensato.

 

Siguiendo en la misma línea, Claudia Sanhueza economista de Revolución Democrática indicó respecto del programa previsional que el trabajador ya no tendría propiedad o derecho sobre el nuevo ahorro, sino que tendrá derecho a la seguridad social, a tener una pensión digna, pero que ya no habría propiedad sobre los fondos o sea en otras palabras desaparecerían las AFP; y otro de los economistas que colaboraron con el diseño de tal programa, indicó que las inversiones de las cotizaciones previsionales podrían tener de ahí en adelante como objetivo el bien común; o sea que no van a mirar sólo a la rentabilidad, pues pueden invertir en cuestiones no rentables en otras palabras y lo mejor está por venir… los que determinarían en que se cotizan los fondos que ya no son propios serían los políticos.

 

Realmente nos encontramos frente a un programa con muchísimas ambigüedades y no necesariamente por falta de trabajo sino simplemente porque se trata de ocultar su verdadera intención y con ello me refiero a las omisiones deliberadas que contiene, porque una cuestión es lo que está escrito, pero otra es lo que realmente se quiere y como llevarán realmente el programa la izquierda de ser electa, el programa dice muchas cosas, pero las más importantes son las que no se están diciendo en realidad.

 

Este programa es realmente por decirlo de alguna forma “curioso”, pues por ejemplo, cuando habla del derecho a la propiedad, que dice que seguirá existiendo como tal, como derecho, el señor Giorgio Jackson, aclaró este punto refiriéndose para ello a la “toma” u ocupación de propiedades particulares o terrenos, indicó que lo que se tendría con aquellas sería una relación de diálogo donde se pueda ofrecer soluciones por el tiempo que sea necesario para la solución definitiva, que tratarían de ofrecer una salida de diálogo, porque el desalojo desplazaba el problema; o sea reconoce el derecho a propiedad, pero en definitiva no sirve de mucho si no lo puedo ejercer, pues si colisiona mi derecho de propiedad con el derecho a vivienda de personas que están ocupando de manera irregular e ilegal mí propiedad primaría el de ellos, lo que puede incluso entenderse o incentivar a un llamado a nuevas tomas porque si se dice que no habrá sanción alguna es realmente meterle inestabilidad al país, a la seguridad que todos conocemos.

 

Este programa en definitiva pretende “refundar” Chile, renegando de todo lo bueno que el país ha logrado con esfuerzo, dedicación, sacrificio y una política de consensos, tirando por la borda todo lo conseguido hasta ahora, agrandando aún más el tamaño del Estado, el gasto público, sumando más ineficiencia, polarización, burocratización en vez de brindar soluciones expeditas a la persona frente a sus necesidades, sino que en verdad lo único que se busca es llevar a cabo promesas refundacionales inservibles e inviables, que no apuntan al bien común sino a generar mayor inestabilidad que inhibe la inversión, ahuyenta los capitales y agudiza los conflictos sociales. Espero que la cordura prime y salgamos pronto de esta incertidumbre, por el bien de nuestra República y sus habitantes.

 

Susana Verdugo Baraona.

Combarbalá Noticias.

Combarbalá Noticias
Combarbalá, Cuarta Region
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
+56 9 99927816

En Facebook

Donde Estamos